Loading...

23. Octubre 2023

6 Reglas en el diseño de envases que conseguirán que tus productos destaquen en los lineales

En el mundo vertiginoso de las compras, donde los estantes de los supermercados están repletos de opciones, el diseño de envases se ha convertido en un campo de batalla creativo y estratégico para las empresas.

Más allá de ser simples contenedores, los envases son la primera impresión que tenemos de un producto, son portadores de historias, valores y emociones. Los envases bien diseñados no solo protegen los productos, sino que también despiertan la curiosidad del consumidor y generan una conexión inmediata. 

En resumen, los envases son el primer capítulo de una historia que invita a los consumidores a sumergirse en un universo único de cada producto. A continuación, te vamos a ayudar que debes hacer para que tus productos destaquen en los lineales.

Personalización excepcional

El diseño de envases personalizados, adaptados específicamente a las necesidades de cada producto, puede generar un impacto significativo en los consumidores. Optimum Group ™ Ibérica comprende la importancia de la personalización, permitiendo que cada envase cuente una historia única.

Desde colores vibrantes hasta ilustraciones detalladas, la personalización crea una experiencia sensorial que va más allá de la vista, involucrando a los consumidores de una manera emocional y memorable.

Imagina un paquete de galletas cuyo packaging cuenta la historia del proceso de fabricación con ilustraciones meticulosas que capturan el proceso de cosecha y producción. Este nivel de detalle no solo atrae la vista, sino también el corazón del consumidor, creando una conexión emocional inolvidable.

Descubre cómo hacer que tus productos destaquen

Nuestro e-book “El poder del embalaje personalizado” te llevará a un viaje empresarial desde los fundamentos hasta las tendencias más avanzadas.

Quiero el e-book

Integración de tecnología

Los envases modernos van más allá del papel y cartón. Optimum Group ™ Ibérica integra tecnologías vanguardistas en el diseño de envases como QR o etiquetas inteligentes que proporcionan a los consumidores acceso a información adicional sobre el producto, recetas sugeridas o incluso contenido interactivo.

¿Te imaginas escanear el envase de un producto y ver el video que muestra su elaboración artesanal? Esta integración de lo analógico y lo digital crea experiencias inmersivas para los consumidores en su embalaje alimentario

Por ejemplo, una etiqueta con QR puede llevar a los clientes a un recorrido virtual por la plantación de café de donde proviene el grano de su taza matutina, añadiendo capas de profundidad a la experiencia de compra.

Eco-conciencia y sostenibilidad

La preocupación por el medio ambiente ha llevado a un cambio notable en las preferencias del consumidor. Optimum Group ™ Ibérica se enorgullece de ofrecer soluciones de packaging sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Desde materiales reciclables hasta diseños que minimizan el desperdicio, la eco-conciencia se integra en cada aspecto del proceso de diseño, no solo cumpliendo con las normativas ambientales, sino también contribuyendo a un mundo más verde y sostenible.

Los mensajes sobre la sostenibilidad, como “envase reciclable” o “hecho con materiales renovables”, transmiten un compromiso genuino con la responsabilidad ambiental, resonando profundamente con los consumidores conscientes del medio ambiente.

Experiencia sensorial

El diseño de envases ha evolucionado más allá de ser simplemente visual. Ha llegado a un punto donde cada envase puede ser una experiencia sensorial única y cautivadora.

Imagina tocar un envase y sentir una textura suave y aterciopelada que evoca una sensación de lujo. O abrir una caja y ser recibido por una fragancia sutil que transporta a un bosque de pinos o a un campo de lavanda. Estas experiencias sensoriales no son simples accidentes, son estrategias cuidadosamente diseñadas para crear un vínculo profundo y emocional entre el producto y el consumidor.

El sentido del tacto es una herramienta poderosa para crear una conexión emocional. Un envase con una textura rugosa puede evocar la sensación de autenticidad y naturalidad, mientras que una superficie suave y pulida puede transmitir una sensación de elegancia y sofisticación. El diseño de envases táctiles no solo es placentero al tocar, sino que también despierta una sensación de curiosidad, haciendo que los consumidores exploren el producto de manera más detenida.

Narrativa visual impactante

Las imágenes y los gráficos en los envases son como ventanas a mundos desconocidos. Una simple imagen de un campo de trigo puede evocar la frescura y la naturaleza de un producto.

Las ilustraciones detalladas de ingredientes frescos nos transportan a los orígenes del producto, conectándonos con la tierra y el proceso de cultivo. Estas narrativas visuales no sólo son estéticamente agradables, sino que también crean una conexión emocional con el consumidor, haciendo que el producto sea más memorable.

Interactividad y experiencias únicas

Imagina abrir un envase y encontrar un mensaje personalizado o un código QR que te lleva a una experiencia digital exclusiva. Los envases interactivos están transformando la forma en que interactuamos con los productos.

Desde juegos en línea hasta tutoriales de cocina, estos envases ofrecen experiencias únicas que van más allá del simple acto de compra, involucrando a los consumidores de manera activa y creativa.

En resumen, el diseño de envases ha evolucionado de ser simplemente un recipiente a convertirse en una experiencia completa para los sentidos y las emociones. Cada detalle, desde la elección del color hasta la tipografía utilizada, está cuidadosamente planificado para crear un impacto duradero en los consumidores.

A medida que exploramos los pasillos del supermercado, estamos inmersos en un mundo de creatividad y estrategia, donde cada envase cuenta una historia y cada producto se convierte en una experiencia única. El diseño de envases no es solo una herramienta de marketing, es una forma de arte que transforma la forma en que vemos, sentimos y experimentamos los productos en nuestro día a día.